A medida que un cachorro se acerca a la adultez, sus necesidades nutricionales van cambiando, por lo cual es importante ofrecerle un alimento que se ajuste a las necesidades nutricionales de un perro adulto.

Con el objetivo de evitar cualquier trastorno digestivo que pudiera provocarle un cambio brusco en su alimentación, respeta un período de transición alimentaria de 7 días durante el cual deberás mezclar gradualmente el alimento nuevo con el alimento habitual indicado en el esquema:

transición-alimentaria-de-un-perro

Para tener en consideración:

  • Las necesidades nutricionales de un perro cambian a medida que este crece.
  • Cambia el alimento del perro gradualmente para evitar un estrés digestivo

Fuente: “La guía del cachorro” de Royal Canin.