No existe una prueba infalible para tener la certeza de que el gatito o el gato que escojas esté sano. Aunque hay varias pruebas que puedan indicar enfermedades hereditarias en algunas razas. Pero hay algunos pasos importantes que puedes seguir para aumentar las probabilidades. La más evidente si compras un gato, es la de ir únicamente a un criador responsable que tenga reputación a sus ejemplares.

Primeros cuidados

Deberías recibir una hoja alimenticia y detalles del tipo de comida que tu gatito ha estado comiendo. Sigue esta alimentación rigurosamente las primeras semanas y realiza cambios gradualmente una vez que tu mascota se haya adaptado bien a tu hogar. Esto reducirá significativamente el riesgo de problemas digestivos que podrían resultar fatales en un gato joven. Ten en cuenta que a esta edad los gatitos son muy vulnerables a cualquier infección.

La otra información que necesitarás serán detalles sobre si ha estado o no vacunado con una certificación adecuada y cuándo ha sido desparasitado. Una vez que lo hayas adquirido, lleva esta información contigo cuando vayas con tu nuevo amigo al veterinario.

Riesgo de infecciones

La adquisición de un gatito pequeño de un refugio puede ser más laboriosa que ir a un criador, ya que las epidemias de problemas respiratorios pueden propagarse con bastante facilidad en estos ambientes, sobre todo con gatitos vulnerables a los efectos de la gripe felina en particular. Las primeras semanas vigila atentamente cualquier síntoma de esta infección en los gatos jóvenes, como ojos llorosos, diarrea, pérdida de apetito y la aparición del tercer párpado (esta membrana puede extenderse a través del lateral de cada ojo, cuando el gato está bajo de defensas). Si sospechas que tu gato podría estar enfermo, organiza de inmediato una visita con el veterinario. Su estado de salud podría de lo contrario empeorar rápidamente, por ejemplo, por la deshidratación a causa de la diarrea lo que podría resultar fatal para un gato joven, lejos de la infección en sí.

Si adquieres un gato adulto de un refugio y los antecedentes del gato son desconocidos, deberás seguir un proceso similar. Desparasitarlo será de nuevo lo esencial y un curso de inmunización será aconsejable para protegerle de infecciones mortíferas como el virus de la leucemia felina, frente a la falta de cualquier indicación de que el gato haya sido vacunado previamente.

Próximo artículo: Aspectos reproductivos y primeros días.

Fuente: “Guía visual del gato. Cómo escoger el gato adecuado”. de David Alderton. Editorial Edimat Libros.

¿YA PARTICIPASTE EN EL CLUB DE LOS MININOS? 

Si tienes un gato, inscríbelo en el Club y participa por 3 meses de alimento IAMS gratis. Haz click en la imagen para participar.

afa4f091-3371-46f1-a4eb-58840504d75f