Los perros viejitos suelen estar bien por muchos años pero, como los humanos, la edad implica algunos cambios en muchos aspectos de su vida. ¡Revisémoslos a continuación!

Alimentación

Si tu perro está envejeciendo, notas que pierde algunos dientes y le cuesta trabajo comer, asegúrate de que reciba los niveles correctos de nutrientes para su edad, cambiándose a una dieta específica para perros mayores, usualmente más blanda y más fácil de masticar.

Las comidas para perros senior también tienen nutrientes que disminuyen el dolor en las articulaciones, que es común en perros mayores.

Higiene bucal

Cepille los dientes de su perro porque la placa acumulada tiende a ser mayor en perros senior.

Actividad física

Un perro mayor no necesita hacer la misma cantidad de ejercicio que antes, pero una caminata diaria mejora su circulación y proporciona la estimulación tan necesaria de la vista y el olfato.

Codos vulnerables

Como tu perro pasa más tiempo echado, puede estar en riesgo de desarrollar llagas por la presión, así que ten cuidado con áreas más vulnerables como los codos. Si tienes un perro de pelaje largo, revisa que no se le esté enredando.

Bultos o tumores

Cuando tu perro envejece, es más importante hacer revisiones regulares para buscar bultos o tumores que pueden aparecer. Las señales de dolor o incomodidad deben reportarse de inmediato al veterinario.

Descansos extra

Los perros mayores necesitan grandes cantidades de reposo y tienden a dormir más profundamente. Deja que se echen sin ser molestados cuando sea posible y permite que se despierten por sí solos.

Fallas en la vista

Muchos perros mayores comienzan a perder la vista y confían en conocimientos previos de su entorno para andar por la casa. Piénsalo bien antes de cambiar los muebles de lugar, puesto que tu viejo y querido amigo se podría confundir.

A estas alturas del partido tu regalón ya está cansado y sólo quiere disfrutar sus últimos días en un entorno seguro y rodeado de sus seres amados. En Petphone contamos con todos los productos necesarios para que eso sea posible. ¡No por nada somos el mejor amigo de tu mascota!

Fuente: “El gran libro de los perros” de Dorling Kindersley. Cosar Editores.