Los juguetes proporcionan al perro estimulación mental y son algo que les está permitido morder. Se usan para jugar o en las sesiones de entrenamiento y son excelentes para estimularlo a interactuar con su dueño. Cuando compres juguetes, escoge sólo los que están diseñados para perros. Los juguetes de los niños son un sustituto peligroso ya que pueden tener piezas pequeñas que puede arrancar y tragárselas.

Nunca dejes a tu perro solo durante largo tiempo con sus juguetes; incluso aquellos que están diseñados para morderse, como los huesos de cuero crudo, pueden ser un peligro porque podría asfixiarse.

Juguetes según la etapa de desarrollo de tu regalón

1- Juguetes para cachorros jóvenes: Los juguetes blandos son mejores para esta edad debido a sus pequeños dientes. A medida que crecen y comienza la dentición definitiva, son más propensos a morder, por lo que los juguetes más resistentes son la mejor elección. Dato: un cachorro tiende a experimentar con muchos juguetes, por lo que no recomendamos comprar los más caros.

2- Juguetes para cachorros mayores: Cuando los cachorros crecen, muerden enérgicamente y necesitan juguetes más duraderos. Los atados de cuerda para halar, o juguetes con una combinación de cuerda y caucho mordible, son una buena elección y duran mucho tiempo.

3- Juguetes para perros adultos: Los perros también adoran los juguetes y les gustan aquellos con distintas texturas y materiales. Los juguetes más duros son los mejores, ya que resisten los mordiscos de los dientes de un perro adulto.

CONSEJOS ÚTILES

  • Jugar con un juguete para halar y arrastrar es una buena forma de entrenar a un cachorro a no morder su mano. Ofrézcale jugar con él pero termine el juego tan pronto los dientes del perro toquen su mano.
  • Use juguetes que tengan comida para que su perro se entretenga si tiene que dejarlo sólo.
  • Guarde su juguete favorito y úselo como premio en entrenamientos.

En Petphone tenemos gran variedad de juguetes para tus regalones. Ven a verlos en nuestra tienda ubicada en Tabancura 1762, al final de Vitacura o cómpralos online haciendo click aquí.

Fuente: “El gran libro de los perros” de Dorling Kindersley. Cosar Editores.