En el artículo de la semana pasada hablamos de los resfríos de las mascotas en el invierno. Pues hoy hablaremos de un tema que para algunos es una tontera: vestir a tu perro para que no pase frío.

¿Por qué una tontera? Muchos dicen que a los perros les basta su pelaje para soportar bajas temperaturas y que vestirlos no es más que un capricho de sus dueños. Si bien en parte tienen razón, hay algunas salvedades que justifican el uso de chalequitos.

Razas de pelo corto

Algunas razas de perros son originarias de climas tropicales y su pelo es más corto que el promedio; mucho más que un siberiano, por ejemplo. Estos, al no contar con la protección necesaria, pueden sufrir enfermedades producidas por el frío.

Edad avanzada

Al igual que los humanos, las defensas de nuestros peludos amigos van mermando su efectividad con el paso del tiempo. Razón por la cual se hace necesario protegerlos del frío ya que son más vulnerables que los perros jóvenes.

Cuando los ves temblar

Para muchos sería un sueño poder hablarle a sus mascotas. Lamentablemente es un sueño imposible y sólo nos queda entender sus señales, como cuando tiemblan. Si ves a los pobres temblar como gelatina de manera regular, quizás sea hora de un chaleco.

Noches frías

Si bien nosotros estamos acostumbrados a dormir bien abrigados, a veces no somos conscientes que nuestros regalones duermen sin protección y que en las peores noches el frío puede llegar a ser tan penetrante como un cuchillo. Lo mejor es, aparte de vestirlo, proveer a tu peludo amigo de una buena manta para que tenga dulces sueños.

¿Viste que en algunos casos no es tan ridículo vestir a tu mascota? Recuerda que en Petphone tenemos ropita para tu regalón. ¡Ven a visitarnos y encuentra su tenida temporada otoño-invierno ideal!