Los juegos favorecen la inteligencia de los perros, eso es un hecho. Sin embargo se necesita algo más que el peluche o la pelota tradicional para estimularlos. Existen juguetes pedagógicos, ideales para perros vivos o espabilados, que contribuyen a mejorar su talento natural. ¿Cuáles son?

Pelotas con premio

En las tiendas de mascotas (como la nuestra, cof cof), existen pelotas especiales dispensadoras de premios que se pueden rellenar con algunas chucherías. Con la ayuda de su fino olfato, tu regalón descubrirá rápidamente que la pelota esconde algo comestible. Sin embargo, sólo hay una pequeña abertura por la que se pueden sacar las chucherías. El perro tendrá que experimentar ahora la manera de golpear o lanzar la pelota para poder conseguir el codiciado tesoro que esconde en su interior.

En Petphone contamos con pelotas con premio; resistentes, duraderas y a excelentes precios:

1) Dogzilla Knobby Ball (comprar online)

2) Chuckit! Erratic Ball (comprar online)

3) Dogzilla Ball Throw (comprar online)

4) Dogzilla Rubber Treatball (comprar online)

¿Dónde está la bolita?

Este juego consiste en esconder, debajo de un recipiente (que puede ser, por ejemplo, un vaso de yoghurt), una chuchería para que tu perro la encuentre. La gracia está en que se ponen varios vasitos pero solo uno tiene el premio. Es algo así como un rompecabezas para tu regalón.

¡Sé exigente!

Los científicos han descubierto que algunos perros pueden ser incluso más inteligentes que los monos y los delfines adiestrados. Naturalmente, hay que estimular esa inteligencia. Si bien no es necesario que matricules a tu regalón en una universidad, con un par de ingeniosos juegos didácticos podrás hacer más variado su día a día y mantener su mente ocupada. No obstante, no juegues demasiado tiempo con él, porque pensar puede ser agotador.

Finaliza cada juego con un sentimiento de satisfacción, fiel al lema “mejor detenerse cuando todavía es divertido”. Así, tanto tú como tu perro conservarán la ilusión por los juegos de ingenio.