¿Alguna vez has notado que tu perro se muestra más sensible cuando estás triste? ¡Es como si compartiera tu pena! Pues bien, dos doctoras del departamento de Psicología de la Universidad de London Goldsmiths College, demostraron que, efectivamente, los perros sienten el dolor humano y pueden empatizar con aquellas emociones que nos hacen llorar.

“Creo que hay buenas razones para sospechar que los perros son más sensitivos a las emociones que otras especies” afirma la doctora Deborah Custance, una de las investigadoras. La científica sostiene que el hecho de haber criado perros por generaciones, los ha transformado en seres que responden a nuestros cambios emocionales.

¿Cómo fue el experimento?

Se expuso a 18 perros, de diferentes razas y edades, frente a un grupo de 20 humanos, incluidos los propios dueños, así como completos extraños para los canes. Durante el encuentro las personas hicieron gemidos de tristeza (algunas llegaron incluso a llorar) para despertar su preocupación y analizar reacciones.

¿El resultado?

La gran mayoría demostró una actitud sumisa, lamiendo o rozando a las personas que aparentaban tristeza en un claro signo de consuelo y empatía canina por el humano.

¿Por qué los perros sienten el dolor humano?

Las científicas aseguran que tras miles de años de convivencia, los perros han evolucionado para comprendernos, sentirnos y convertirse en verdaderos compañeros de vida.

Si nunca te ha pasado que tu perro te consuele, has la prueba alguna vez: cuando te despidan del trabajo, tu pareja rompa contigo o tu equipo de fútbol pierda una final, acércate a tu can y estudia su reacción. Verás lo mucho que te ama y probablemente te haga sentir un poco mejor 🙂