Parece ser que el ronroneo se trata de un reflejo de nacimiento que el gatito utiliza para mostrar su dependencia hacia la madre, que además es capaz de reconocerlos mediante este particular sonido. Luego el ronroneo en gatos adultos sería una reminiscencia de la etapa infantil, mostrando en este caso la subordinación o dependencia respecto al amo que le alimenta. En general, el ronroneo expresa satisfacción y placer, y puede ser provocado incluso por voces conocidas para el gato, sin necesidad de que se establezca un contacto directo. Pero el ronroneo también puede denotar un estado de ansiedad, miedo e inferioridad, e incluso se da el hecho de que gatos enfermos ronronean sin parar: la explicación es que el animal se siente en inferioridad de condiciones y al emitir su ronroneo estaría tratando de tranquilizar a un posible enemigo. El ronroneo en gatos enfermos se atribuye al alivio que les supondría ver junto a una persona conocida en su sufrimiento.