La idea más común que ronda en el inconsciente colectivo es que los perros hacen hoyos para esconder sus huesos. Sin embargo, esta conducta va mucho más allá de eso, ya que la vienen realizando desde hace miles de años y por diferentes motivos que te explicaremos a continuación.

1) ¡No robes mi comida!

En la antigüedad los perros excavaban hoyos para que otros depredadores no encontraran (ni robaran) su comida. Esto vendría a explicar el ritual del hueso y también nos deja claro que el ingenio canino existe desde tiempos inmemoriales.

2) Niditos de amor.

No sólo las aves hacen nidos para proteger a sus crías. Cuando una perra está preñada, esta suele hacer hoyos que funcionan a modo de nido. Ahí cuida a sus cachorros del frío y de amenazas externas.

3) Calor de perros.

Cuando el calor del ambiente es muy alto, los perros hacen hoyos para descansar en la tierra fría y sentirse frescos a la sombra.

4) Te están buscando cazador.

Existen animales pequeños que se esconden debajo de la tierra y que los perros pueden descubrir con su olfato. Su instinto cazador los hace excavar la tierra con sus patas para encontrar su presa.

5) ¡Porque es divertido!

Aunque parezca insólito, muchos perros hacen hoyos sólo por diversión. Es una actividad que los relaja y entretiene, aunque también puede ser un signo de falta de ejercicio y estimulación mental.

6) Radar olfativo

Se pueden dar casos en que haya algo bajo tierra que llame la atención del perro. Su curiosidad innata lo llevará a escarbar hasta salir de su duda.

Como ves, los perros hacen hoyos en la tierra por diferentes causas. Si alguna vez pillas a tu perro escarbando, te invitamos a descifrar el motivo detrás de su hoyo.